miércoles, 24 de junio de 2009

LA IMPORTANCIA DEL CORCHO


El alcornoque podría haber sido un árbol anónimo y crecer con calma y serenidad en cualquier rincón de nuestra geografía; podía haber sido, como tantos otros, uno más entre los diversos árboles aprovechados por el hombre para diferentes usos, pero el alcornoque viste el tronco y las ramas con una gruesa corteza suberificada que le confiere una identidad propia y le otorga un lugar especial en la historia. Este recurso es el corcho, un producto natural y renovable, con propiedades físicas y químicas jamás igualadas por un material artificial. Su composición química y estructura anatómica lo convierten en un material ligero, compresible y elástico, impermeable a líquidos y gases, con elevada capacidad de aislamiento térmico y acústico, resistente al desgaste mecánico, a la degradación por ácidos y por microorganismos.
El alcornoque es un árbol típico y exclusivo de la parte occidental de la cuenca Mediterránea, tanto en Europa como en el Norte de África. En la península Ibérica, donde se concentra más de la mitad de la superficie mundial ocupada por estas especies, tiene su óptimo en el cuadrante sudoccidental, donde forma extensos alcornocales, tanto en Andalucía occidental y Extremadura, como en el centro y sur de Portugal.
SU UTILIZACION EN EL VINO
Finalizada la fermentación en toneles de roble blanco, el vino es embotellado donde continuará su proceso de maduración en el interior de botellas de vidrio, siempre en contacto con una pequeña cantidad de aire residual y aislado del exterior por el tapón de corcho. El empleo de corcho como tapón para la preservación del vino, data probablemente desde el siglo V antes de cristo,documentado por el hallazgo de ánforas griegas con tapón de ese material, sin embargo es hasta los siglos XVII y XVIII, con Dom Perignon, fraile Benedictino, al que la leyenda le atribuye la utilización moderna de los tapones de corcho para conservar los vinos. El corcho tuvo que esperar la ocurrencia del monje, quien, tuvo la feliz idea de añadir azúcar a los vinos jóvenes de la Champaña para conservar la efervescencia que producen de forma natural. Era necesario, para este proceso, un material elástico e impermeable que se ajustara al recipiente una vez introducido y que impidiera la pérdida de los gases producidos durante la fermentación. Así, el tapón de corcho, cumplió a la perfección estas exigencias y se convirtió en el guardián perfecto e inseparable del champán y, finalmente, de todos los productos de la industria vitivinícola.
Se sabe el vino es una materia viviente que nace, alcanza su madurez, su mayor expresion y muere, Y como toda materia viviente, necesita respirar. Las pequeñísimas cantidades de oxígeno quedan dentro de la botella en el momento del embotellado, son conservadas por el corcho que impide la oxigenación en exceso.

A la fecha, pese a que existen otros materiales sustitutos, los grandes vinos todavía son sellados con corcho. Los mejores son aquellos de una sola pieza y no aglomerados.
Aquellos vinos de bajo costo, no pueden garantizar la calidad mínima del tapón de corcho, porque esto incrementaría su precio final. En estos casos, se dispone del uso del tapón sintético, que nunca igualará sus propiedades. Por el contrario, existen vinos cuya calidad exige el uso siempre, como un fiel guardián, del tapón de corcho.

sábado, 20 de junio de 2009

Uruguay, el país del Tannat.

La meta de esta página web:

Nuestra intención es despertar el interés en el vino uruguayo y hacerles conocer las especialidades enológicas y también al país en sí mismo. Nuestra página web está creciendo y va a ser mantenida continuamente en el último stand, de modo que todas las novedades de la viticultura uruguaya sean puestas a su disposición. Presentaciones nuevas de los vinos, nuevos desarrollos y los comentarios y opiniones actualizadas sobre los vinos uruguayos serán algunos de los temas que esperamos despierten su interés y los lleven a visitar este sitio a menudo.

Como consultora profesional de nuestra página web contamos con la enóloga diplomada,. Ing. Agrónoma Estela de Frutos, profesora de Enología de la Facultad de Agronomía en Montevideo, consultora también en el Instituto de Vitivinicultura Uruguayo (INAVI) y miembro del jurado de competencias internacionales del O.I:V: en París.

Muchas gracias por su interés!

Agradecemos todo tipo de sugerencias de mejoras, informaciones y comentarios sobre el tema.
Por favor envíennos un e-mail:
Con el fin de difundir el conocimiento del vino se tomó esta entrada de la siguiente
PACINA WEB ORIGINAL http://www.vino-uruguay.com/index.php?id=106&L=2

sábado, 14 de febrero de 2009

VINOS EMBLEMATICOS DE MONTE XANIC



En 1988, Ricardo, Hans, Manuel, Tomas y Eric, todos amantes del vino se lanzaron a la aventura de crear un gran vino mexicano. Querían elaborar vinos que expresaran el terruño del gran Valle de Guadalupe, en Baja California, al noroeste de México, con fineza y distinción, con personalidad propia y de extraordinaria calidad. Hoy, ese sueño es una realidad, pues los vinos de MONTE XANIC se han establecido como los vinos Mexicanos de mayor calidad.
Se creó el vino Gran Ricardo como un tributo a la pasión de Ricardo, por su búsqueda por la excelencia, por su inspiración y como una manera mas de mantener vivo su recuerdo entre los amigos que empezaron el sueño.

Para elaborar este vino, Hans Beckerhof, el enólogo de la bodega, escoge las mejores barricas de Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot resultando en un Assamblage de aromas complejos y seductores, de estupendo equilibrio con un acabado que parece durar para siempre.

martes, 10 de febrero de 2009

MONTE XANIC, UNA BUENA BODEGA MEXICANA


Monte Xanic fue fundada en 1987 por cinco socios, todos grandes amantes del vino, que se lanzaron a la aventura de crear un gran vino mexicano. Soñaban con elaborar vinos que expresaran el terruño del Valle de Guadalupe, Baja California, con fineza y distinción, con personalidad propia y de la mejor calidad posible.

La palabra Xanic está en lengua Cora, utilizada por los indígenas de esa etnia habitantes de Nayarit, Jalisco y Sinaloa, en la costa del Pacífico mexicana, al oeste del país. Significa "la flor que brota después de la primera lluvia".

Los viñedos de la casa Monte Xanic se encuentra ubicados en el Valle de Guadalupe, en el estado de Baja California, dentro de la llamada franja del vino norteamericana. A 400 metros sobre el nivel del mar, con 80 hectáreas de extensión, y a 15 kilómetros de la costa del Pacífico, los viñedos cuentan con las condiciones necesarias para producir uvas nobles y de calidad, de adecuada acidez.

El control de calidad que se ejerce sobre el proceso de elaboración del vino es posible al relativamente bajo volumen que se cosecha. Cada año se incorporan nuevas barricas de roble francés para el añejamiento.

martes, 3 de febrero de 2009

MEXICO Y LA CULTURA DEL VINO


México, el país donde he nacido y donde ahora vivo, no es, en general, un lugar donde exista la cultura del vino. Tenemos un atraso enorme en relación al resto de los países del nuevo mundo como Argentina, Chile ,Uruguay e incluso Estados Unidos, habiendo sido México el lugar a donde llegaron las primeras vides traídas por las legiones de evangelistas que propiciaron el atraso cultural y el fanatismo religioso que aún padecemos los mexicanos. La razón es muy sencilla: una vez realizada la conquista, los frailes evangelizadores se diseminaron por la extensa superficie del país construyendo misiones y evangelizando a todo lo largo y ancho. Llegaron al norte y sembraron las primeras vides en Parras, lo que ahora es el estado de Coahuila; siguieron hacia el oeste y encontraron una tierra, en la costa del pacífico, apta para el sembrado de la vid y para producción de buenos vinos, por las características del suelo, sin embargo la corona, en un edicto aterrador, estableció la prohibición de producir vino en la Nueva España, en el afán de que se siguiera consumiendo el vino producido en España, prohibición que duró trescientos cincuenta años (350 ) , que escribo también con número, para que nos demos cuenta de la cantidad de años de infame atraso cultural que nos separan de nuestros hermanos americanos en cuestión de vinos, y para ejemplificar esto, les puedo decir que hay alrededor de diecinueve bodegas en todo México, comparadas con las dos mil quinientas que existen tan solo en Mendoza, Argentina.
Tan solo como anécdota les comentaré que con frecuencia me acerco a las góndolas de los supermercados para ver que novedades hay y también con frecuencia escucho los comentarios de la gente que llega a comprar y que nos dan una clara idea de lo que expliqué con anterioridad.
- Papá, este vino es tinto, pero ¿Qué quiere decir MALBEC? ¡ Ah¡ contesta con toda autoridad el papá al joven acompañante deseoso de aprender.. ¡Malbec es una forma de fermentar el vino…¡ , si es una forma de hacer el vino….. Ambos se retiran del lugar, sin botella alguna, el papá, orgulloso de haber contestado, sin saber que, a su hijo, y el otro convencido de que Malbec es un tipo de fermentación.
-En otra ocasión una señora y su hermano, un poco mas joven, se detuvieron ante las góndola, y después de unos momentos de observación ambos exclamaron ¡ Mira, un Cabernet Sauvignon ¡ Como si fuera el descubrimiento del siglo, siendo que la uva Cabernet Sauvignon es la mas común de todas las uvas. Tomó el joven hermano la botella, que por cierto era un X-A de casa Domecq, vino joven, sin añejamiento en madera y sin capacidad de guarda, la observó y la volvió a colocar en su sitio diciendo: ¡No la compres, es 2007¡ Tienes que comprar cuando menos una del 2000 o 2001 por que si no, no te va a saber bien…. Sin saber que si en algún lugar del país encontrara un Cabernet Sauvignon X-A, de casa Domecq, de esa fecha, cosa que dudo, estaría comprando agua con algunos tintes de vino color ladrillo y desde luego sin sabor. Tal vez el muchacho presumiendo de buen gusto hubiera dicho que estaba excelente y se hubiera puesto una borrachera acetónica que hubiera terminado de tajo con su carrera de somelier.
Mucha gente solemos decir frente a las góndolas o ya de plano en las reuniones, cosas como estas: compra un vino chileno, dicen que son muy buenos…. O, a mi no me sirvas del vino argentino, no me gustan mucho los vinos argentinos, sin saber que vino, cual uva, que año o que dice mínimamente la etiqueta.
Chile, como país productor de buenos vinos ha sabido comercializar e internacionalizar sus productos, que se encuentran en todo el mundo. El vino Argentino, que también es excelente, en general no había tenido tanta difusión ni era tan conocido en México hasta hace pocos años. Un día le pregunté la razón de esto a Nora Grillone, Somelier y conocedora experta de los vinos de su país, cuando nos impartió un curso sobre el conocimiento del vino. Ella me explicó entonces que hasta hace pocos años, el 70 % de la producción de vino de su país era para el consumo interno y que por eso no había tanta exportación, con que démonos cuenta de la cultura de vino, refiriéndome a la costumbre de usar vino en forma cotidiana que tienen algunos países.
El vino de Uruguay, con su emblemático tannat, en general es poco conocido en México, lo que no quiere decir que no se produzcan excelentes vinos en ese querido país del cono sur, sobre todo en la región de Canelones.

Bueno amigos, en los siguientes artículos trataré de explicar, que a pesar del atraso, en México se empiezan a producir, pero sobre todo a conocer comercialmente r excelentes vinos, como lo están haciendo un grupo de gentes con verdadero interés y quienes fundaron las bodegas MONTE XANIC.. pero, ese es tema para futuros post por que me espera una botella de Malbec de Monte Xanic que habrá que degustar.

jueves, 20 de noviembre de 2008

EL TORRONTES


La uva Torrontes es una variedad de uva blanca considerada como típica de Argentina, de tal forma que así como en los vinos tintos la uva Malbec se ha convertido en el emblemático de ese país, la uva torrontes lo ha hecho, de igual manera, con los vinos blancos. Esta uva forma parte del grupo de las cepas criollas. No se conoce bien su orígen, pero se cree, por estudios recientes, que proviene del mediterráneo, de la zona de Malvasia.
Existen diferentes tipos, de acuerdo al lugar donde se cultiva: el Riojano, el Mendocino y el Sanjuanino. Para muchos, el Torrontes producido en el valle de Cafayate, en la region de Salta, es el que alcanza la major expresion. Esto sucede Gracias al microclima de esa zona, a la combinación de arena blanca y desierto intenso, que nutre el suelo de los minerales adecuados para que la cepa adquiera su maduración justa, su color exacto, su aroma limpio y fresco, penetrante, vivo, arrojando vinos frutados y a la vez secos y prolongados en la boca, como si fuese este proceso también parte de la naturaleza y se lograse sin la ayuda del hombre.
La region de Salta tiene un microclima único en el que la temperatura mínima anual es de 10°C, la media anual es de 15°C y la máxima anual nunca supera los 30° C. Clima seco, templado y de gran luminosidad, en que el agua, escasa, riega los viñedos y aporta la medida justa y suficiente para que las uvas sólo se hidraten y no engorden, a fin de que el grado alcohólico sea el correcto y la futura fermentación, la más adecuada. Se dice que no existe día en que el sol no salga, y que no existe noche en que no haga frío, amplitud térmica ideal para cultivar buenos vinos.


Vista: a la vista, el Torrontés, es de color amarillo pálido, verdosos o dorados, cuando es joven y dependiendo de la zona de producción estos dorados pueden ser de mayor intensidad. Su color evoluciona a dorados con reflejos brillantes cuando ya ha envejecido.
Olfato: Los aromas característicos del Torrontés recuerdan a la ruda, rosas, los cuales son muy intensos, duraznos, manzañillas, clavo de olor, miel y en ciertos casos se hace presente el aroma a uva moscatel y ensalada de frutas.

Sabores: A la boca el Torrontés tiene presente los sabores a cáscara de naranja, duraznos, ensalada de frutas, miel, orégano, manzanilla y uva moscatel. El equilibrio presente en él, entre la acidez y los sabores a frutas, hacen que el mismo aparezca como un vino dulce pero en realidad es un magnífico vino seco. A medida que el vino evoluciona en forma adecuada cambia sus aromas, pero al contar con un buen equilibrio entre los sabores frutales y florales hacen que en la boca se redondeen de manera excepcional.
Maduración
Es conveniente beberlo joven (en su año de elaboración), ya que el tiempo no lo beneficia.
Existe una fiesta del Vino Torrontés que se realiza en Cafayate (a 1660 m.s.n.m.), Salta, en el mes de noviembre cuando los vinos han llegado a su maduración. En esta época del año, Cafayate se convierte en el paraíso de degustadores y catadores.
La fiesta, es un homenaje a nuestro patrimonio: el vino torrontés, a su historia de cosechas y de tiempo, a los hombres que silenciosamente la protagonizaron.
Los habitantes de Salta tienen la mirada volcada hacia la belleza de sus paisajes; de sus sentimientos surge la gran producción de artistas que buscan y ejercen el significado auténtico de la palabra.
La vivencia de tradiciones y costumbres, unida a la riqueza del patrimonio natural, histórico y cultural, hacen de Salta y de los Valles Calchaquíes, un imán turístico.
Desde Cafayate se convoca a escritores, artistas plásticos, músicos, compositores e intérpretes consustanciados con el espíritu de la tierra y el decir de su genio: su folclore.
Bueno, los dejo por que tengo que pensar con que voy a comer este delicioso vino de Salta, el de la segunda foto, que ya me estoy imaginando....

martes, 6 de mayo de 2008

EL VINO TIENE OLOR A VINO PERO...


Seguramente Ud. habrá leído en las descripciones que hace un degustador experto sobre un vino, o incluso en las contraetiquetas de las botellas, los aromas a un montón de cosas que puede tener un vino. Por otro lado, Ud. puede ser de aquellos que simplemente dicen que el vino tiene olor a vino. Ninguna de las dos posturas anteriores están equivocadas, salvo que el degustador describa el aroma con especificaciones poco creíbles, como “leves notas de pólvora de fúsil del siglo XVII”.

Partamos de establecer como cierta la obviedad: “el vino tiene olor a vino”. Pero, este olor, representa un inmenso complejo aromático, que comprende infinidad de notas similares a otras (en su composición química) ya conocidas por nosotros. Por ejemplo, cuando decimos que tal tinto tiene un marcado aroma a pimiento verde, quiere decir que en su composición aromática está presente el mismo compuesto químico que nosotros conocemos simplemente cono olor a pimiento verde.

Atención para aquellos que recién empiezan, que siempre estamos hablando de compuesto naturales provenientes ya sea de la uva, el proceso de elaboración o crianza. No han sido pocos los que me han afirmado que probaron un exquisito vino con esencia de grosellas o frutos de bosque. Esta afirmación la sacaron por equivocada deducción, al leer las notas de cata expuestas en la contraetiqueta. Nunca se agrega al vino ningún tipo de sustancia aromatizante…

Para ilustrar un poco el tema, vamos a ver a continuación una lista con algunos aromas frecuentes que naturalmente podemos encontrar en el vino, divididos por familia. No se trata de una lista exhaustiva, sino simplemente de una guía para que Ud. pueda ayudarse en la identificación de las notas presentes en ese vino que tanto le gusta. Asimismo, recuerde que al principio, basta con identificar los aromas por familia (vegetal, herbáceo, etc). Si lo logra, ya ha dado un gran paso. Luego vendrá el resto.

Vegetal: pimiento verde, hierba, herboso, herbáceo, pastos, heno, hoja de parra, laurel, sauce, infusión, hiedra, helecho, té, hoja de tabaco, maleza, tierra, musgo de árbol, sotobosque.

Floral: violeta, jazmín, clavel, jacinto, narciso, flor blanca, brezo, retama, magnolia, miel, violeta, rosa, manzanilla, lirio, crisantemo, azahar.

Frutal: banana, frutos rojos, cítrico, pasas, confitado, cereza, guinda, almendra, bayas salvajes, arándano, grosella, frutilla, fresas del bosque, frambuesa, grosella madura, moras, durazno, damasco, pera, manzana, melón, limón, naranja, pomelo, piña, nuez, avellana, aceitunas verdes, aceitunas negras.

Especiados: anís, eucalipto, curry, hinojo, champiñón, trufa, canela, jengibre, clavo, nuez moscada, pimienta, pimienta verde, albahaca, menta verde, tomillo, orégano.

De la madera: coco, vainilla, humo de tabaco, ahumado, incienso, tostado, caramelo, almendra tostada, pan tostado, pólvora, café torrefacto, cacao, chocolate, bombón.

Animal: caza, piel, almizcle, cuero.

Química: acético, alcohol, carbón, grava, hidrocarburos, sulfuroso, farmacéutico.

domingo, 16 de marzo de 2008

EL TANNAT, VINO EMBLEMATICO DEL URUGUAY


Este Post es el resultado de La investigación de una mañana de domingo, y esto, gracias a las bondades de contar en la actualidad con el acceso, impensable en otros tiempos, a la información de primera mano que nos brinda la internet.
Lo que me motivó a buscar, investigar, recortar, tomar una copita ( de Cabernet Sauvignon, por que no tenía Tannat) mientras duraba la investigación, traducir y plasmar aquí algo digerible y que fuera útil, fueron las fuerzas misteriosas de lo que ahora llamo el grupo del Sur, de quien son lideres la Flaca y el Santi, quienes de una forma a veces mordáz, otras sacrastica y en otras mas con un aporte de simpatía irreverente, que te hace doblar de risa, me han hecho, aunque modestamente, hacer una mención a la excelente producción vitivinícola de su país, La repúbilca Oriental del Uruguay.
Todo por que La Flaca me platicó, en un post anteriór, que ella tomaba en su juventud un vino al que llamaban HARRIAGUE, de elaboración casera, con salchichón también casero ( delicioso) cuando iba a la finca de un tío.... Mas tarde descubrió que ese vino fuerte, espeso, y obscuro es el Tannat actual, que es el vino emblema y orgullo de su país.


Pero entrando en el tema, debemos decir que al igual que el Malbec en Argentina, el Tannat es una variedad de uva que en el Uruguay ha tomado más importancia que en su propia tierra de origen, Madrian, en el soroeste de francia. Tal es así que la superficie cultivada con esta vid es mayor a la superficie cultivada en su tierra natal.
La historia de este vino en Uruguay es la siguiente:
Con apenas 19 años, don Pascual Harriague llegó al Uruguay en 1838 cuando se iniciaba en ese país un ciclo de paz lleno de promesas para los hombres de trabajo y empresa. Harriague, nacido en Hasparren (Francia) en 1819, era uno de ellos.
Trabajó en un saladero, luego en una pulpería, hasta que en 1840 instaló en Salto (ROU) una curtiembre que luego fue transformada en grasería y fábrica de velas. Recién en 1860 se vinculó a la vitivinicultura, actividad que lo haría pasar a la historia.El sueño de este emprendedor inmigrante era buscar una variedad que le permitiera elaborar un vino tinto semejante al Burdeos. Aunque el comienzo no fue fácil, se empeñó en cultivar la vid. En 1872, junto con Rivas, otro entusiasta de la experimentación de la vid en Uruguay, estaban por desistir dado que no habían encontrado las variedades que pudiesen satisfacer las necesidades de la vitivinicultura.
Como Harriague estaba radicado en Salto, frecuentemente viajaba a Concordia (Entre Ríos) y en uno de esos viajes conoció a un comerciante de nombre Vireneau, oriundo de los Pirineos. Cuando don Pascual y Rivas le presentaron el problema que tenían, Vireneau opinó que probablemente no habían encontrado aún la variedad apta al Uruguay.
Aconsejándoles que no desistieran del esfuerzo, les comentó que en Concordia había un zarzo con una variedad que producía muy buen vino. Luego, los puso en contacto con Juan Jáuregui, alias “Lorda”, proveniente del país vasco, quien tenía un hermano que era capataz en el viñedo de un noble de la zona de los Pirineos.
Cuando Jáuregui emigró a la Argentina, su hermano le obsequió unas varas que envolvió muy bien dentro de sus ropas, las puso en un baúl y las trajo consigo. El obsequio se realizó en secreto dado que el propietario no daba ningún material a nadie y habría penado a quien lo hiciera.
En conocimiento de la historia, Pascual Herriague se dirigió a la quinta de “Lorda” y éste le obsequió catorce varas que luego fueron plantadas y multiplicadas en Salto.
Un viñedo de 200 ha en la zona de la Caballada, tuvo las primeras cepas tannat de origen francés en el Uruguay. Aunque en Concordia se la conocía con el nombre de “Lorda”, esta cepa tomó en el vecino país el nombre de “Herriague”, su cultivador y real iniciador de la vitivinicultura charrúa.
La variedad tannat es la principal de Maridan, en el sur de Francia, y también crece en pleno país vasco francés, en Irouleguy, muy cerca de la frontera con España. En Uruguay la región que concentra más del 60 % de la producción es el departamento de Canelones, ubicado en la región sur del país.

El vino Tannat es un vino de alta calidad como varietal puro, y por sus cualidades también se destina a cortes con otras variedades ofreciendo combinaciones destacadas.
Estos vinos son de color oscuro fuerte, casi negro y de gran cuerpo. En su paso por boca producen un sedoso ataque (comienzo) y un final abundante largo y bien seco. Además llevan como característica un notable balance entre la acidez y la fruta que los hace ideales para acompañar carnes rojas.
generalmente es un vino un tenor alcohólico bajo que no supera los 12,0 grados de volumen /alcohol, siendo común encontrar vinos entre 10,5 y 11 grados.
El Tannat, por sus características de bajo PH, buen color y buena graduación alcohólica, durante estos años es utilizado como vino de corte para dar estabilidad en vinos comunes.
el Tannat además demostró tener el mayor nivel de antioxidantes que previenen enfermedades cardiovasculares. Es un varietal de gran personalidad, preferido por quienes disfrutan de los vinos con carácter que dejan sensaciones fuertes en boca.
Algunas de las principales bodegas son Santa Rosa, Juanico, Los Cerros de San Juan, De Lucca, Calvinor y Toscanini.

viernes, 14 de marzo de 2008

CABERNET SAUVIGNON EL REY DE LOS VINOS TINTOS



Desde hace mucho tiempo se le conoce al CABERNET SAUVIGNON como el rey de los tintos por muchas razones que lo justifican y que puntualizaremos a continuación.
Digamos que el título nobiliario le viene de su origen en Francia, en la Región de Bourdeaux, donde empezó a cultivarse desde el siglo XIII.

El Fruto de la Uva Cabernet Sauvignon es una uva pequeña, muy obscura, con una piel muy gruesa, lo que le da el aporte intenso en taninos. Su color es rojo oscuro intenso y muy aromático. Este vino combina aromas a frutos rojos frescos, vegetales, madera de cedro y casis, aromas que mezclados con los del roble francés de la barrica, dan una gama de aromas muy intensa y particular.
La uva Cabernet Sauvignon se desarrolla muy bien en climas cálidos principalmente: California, Australia, Sudáfrica, Chile y desde luego Francia, su país de orígen, sin embargo es una cepa muy adaptable a diferentes regiones y climas, dando siempre vinos potentes, intensos, especiales para la crianza en barrica y el envejecimiento largo en botella. Esta capacidad de adaptación a diferentes latitudes es otra de las cosas que lo han hecho el rey de los vinos tintos.

En general sigue siendo la mejor opción para vinos de guarda, ya que posee una combinación de color, aromas y taninos inmejorable para la evolución en botella, a veces con un potencial de guarda de mas de diez años y en casos particulares, de varios decenios.

Debido a su potencia, a la alta cantidad de taninos y a su intensidad, Los cabernet Sauvignon son vinos ideales para combinar (maridar) con carnes rojas fuertes y asados a la parrilla. No hay nada como saborear un corte jugoso, al punto, con una copa de un buen Cabernet Sauvignon, y si hemos participado en el añejamiento en botella en nuestra pequeña bodega particular, de ese vino, mucho major.

Como sugerencia personal de un Buen Cabernet Sauvignon con una buena relación precio calidad sugiero: Luiggi Bosca y Navarro correas de producción Mendocina. Santa Rita y los vinos de la casa Concha y Toro en Chile.

Un saludo a todos.

sábado, 16 de febrero de 2008

COMPRAR UN VINO POR SU ETIQUETA


Hoy quiero hablar sobre algunos detalles que tendríamos que tomar en cuenta al comprar una botella de vino, tanto si es para beberse en una fecha cercana, como para guardarla en nuestra cava personal.
Este artículo lo escribo mas bien para quienes vivimos en lugares donde la cultura del vino, como un conocimiento popular y arraigado , aún está en pañales, como lo es México, el país donde yo vivo.
Todos sabemos que los vinos de Francia y España son de una alta calidad la mayoría de las veces, y mas recientemente, los vinos Chilenos y Argentinos han tomado renombre internacional debido al clima y a las uvas que se han emblematizado en cado uno de estos países y que han dado al mundo vinos de alta gama. En estos países, como en muchos otros, productores también de vino, existe la cultura del vino, pero volviendo a los países donde no existe o apenas está en pañales, les quiero comentar que muchas veces llegamos a los centros comerciales a comprar un vino y al llegar a los exhibidores nos encontramos con que hay vinos de todos los países, de todas las uvas, de todos los precios, de todos los años y no sabemos cual comprar, nos confundimos… y acabamos comprando el vino que se le adapta mejor a nuestro bolsillo, sin saber que estamos comprando, con la sorpresa que al llegar a casa y destapar la tan ansiada botella, ni el color, ni el olor ni mucho menos el sabor es lo que esperábamos. ¿qué es lo que sucedió?
Es muy fácil. El productor de vino coloca en la etiqueta los datos útiles que a nosotros como aprendices o como bebedores experimentados nos dan una información utilísima para comprar un vino que podamos disfrutar.
Lo primero que tenemos que ver es el país de procedencia y la región. Como dije, Francia, España, Argentina, Chile, Australia, etc… son países productores de muy buenos vinos, pero si vemos en la etiqueta que el año en que se produjo ese vino (o añada) es 1999 o 2000 y estamos en el año 2008, entonces el país de origen, por mucha alcurnia que tenga, será lo menos importante. En ese caso seguramente el vino habrá perdido las cualidades que le dan la excelencia que buscamos. ¿por qué? Sencillamente por que ya han pasado 8 o 9 años y nadie, desde que salió de la bodega se ha preocupado por su cuidado. Nadie sabe que pasó con esa botella.
Otro dato a tomar en cuenta es si este vino ha sido añejado en barrica de roble o no. Los vinos así añejados dirán en la etiqueta Crianza, reserva, Gran reserva o Roble, dependiendo del país. Esto es importante por que los vinos que han sido añejados en Barrica de roble, tendrán características propias que los harán aguantar mas el añejamiento en botella, además de que le brindarán al vino la personalidad, la redondéz, la mezcla de sabores insospechados, el cuerpo..
Muchas veces, sin saber estos detalles compramos un vino y lo guardamos por 5 o 6 años creyendo que entre mas viejo un vino mejor, (gran mentira) y al abrirlo nos damos cuenta que ya no existe si no un liquido marrón, inoloro e insípido… La etiqueta no decía nada acerca de su añejamiento, lo que quiere decir que cuando ese vino salió de la bodega era un vino joven, muy frutal, con cierto cuerpo, que simplemente cumplió el ciclo de fermentación y se embotelló, pero que tenía que haberse bebido en un termino no mas allá de 6 a 12 meses.

Bueno, ya sabemos ahora que la etiqueta de un vino es como su árbol genealógico, donde viene escrita con detalle su nobleza. Y como ya son las 2 de la tarde y la brasa esta casi en su punto y habrá que ir descorchando un buen vino para disfrutar el asado.

martes, 29 de enero de 2008

LA MADUREZ DEL VINO


¿Cuantas veces nos ha sucedido en alguna reunión de amigos o con la familia, al destapar una botella de vino tinto y servirla en la copa, notamos con decepción un tono marrón en los colores del vino? A partir de ese momento podemos deducir – casi sin equivocarnos – que las características del vino, concretamente su aroma, su cuerpo y su sabor, lo que le da personalidad y fortaleza a un buen vino, estarán alteradas.
¿Qué es lo que sucedió? Seguramente compramos el vino inadecuado por diferentes razones. Si observamos la etiqueta veremos que la cosecha de este vino ha sido de varios años antes, por ejemplo, de 1999 o del 2000, y no podemos saber que cuidado recibió desde su salida de su bodega original. Muchas veces compramos un vino reserva, roble, o gran reserva pensando que ese título los hará vinos con un buen potencial de guarda. Esto es cierto, en parte, siempre y cuando hayan sido almacenados en forma adecuada hasta llegar a nuestra mesa o a nuestra cava personal. Por otro lado, a veces nos sucede que compramos otra botella de un vino que no muestra que ha tenido añejamiento en barrica, lo que significa que deberá de beberse pronto por que no tiene potencial de guarda, sin embargo la guardamos y tres años después la destapamos ansiosos solo para encontrarnos que la calidad del vino joven original, afrutado y vivo, ya no existe.
Volviendo al tema del principio, efectivamente, al oler el vino, empieza a desprender aromas o mas bien olores a frutos muy maduros, ácidos, a acetona o simplemente no desprender aroma alguno –lo que significa la muerte total del vino-. Entonces surge la pregunta: ¿cuándo llega la madurez del vino?, Refiriéndonos a cuando es el mejor momento en que un vino nos dará lo mejor de si.
Alguna vez aprendí que el vino es como el ser humano: una curva ascendente hacia la madurez, una meseta prolongada y una curva descendiente hacia la decrepitud.
Para traducir lo anterior a nuestros sentidos, podemos decir que hay dos etapas clave en la evolución y maduración que definen la famosa curva de la vida de un vino. La primera es la etapa en la que los taninos y la frutosidad se entrelazan totalmente para ofrecer el máximo potencial de aromas y complejidad del vino, la famosa redondez y suavidad de la geometría del vino, no hay aristas, todo esta integrado como una gran orquesta. El vino es maduro, complejo y sutil. La segunda es la meseta, la etapa mas o menos larga durante la que la orquesta será capaz de aguantar tocando de forma armónica y la geometría será nítida. El final de esta etapa es el inicio de la desaparición de las cualidades del vino. La decrepitud, seguida de muerte.
Es necesario agregar que el vino está hecho para ser disfrutado, por lo que para definir el punto óptimo de consumo, el vino tiene un coprotagonista, que será el gusto y las preferencias de quien lo beberá. Hay quienes prefieren vinos intensos y muy frutales, otros que se inclinan por la suavidad y la tibieza de aromas, etc. Por ello, la decisión sobre la madurez y el punto óptimo de consumo deberá ser exclusivamente propiedad de quien beberá el vino y esto, solo lo dará la experiencia.

martes, 22 de enero de 2008

CAPSULAS: LA HISTORIA


Al preguntarnos sobre el orígen y utilidad de la cápsula (cubierta de estaño, plomo o PVC que rodea la boca de las botellas de vino) tendremos que retroceder un poco en la historia para comprender su esencia.
A mediados del siglo XVIII. En las cortes reales eran habituales los grandes banquetes regados con los mejores vinos. El primer problema surgió cuando el vino, que en ese momento se conservaba en barricas de madera, con el tiempo, a medida que el vino se consumía, lo que iba quedando en el barril se convertía en vinagre por la acción del oxígeno. La aparición de la botella de vidrio y el tapón de corcho solucionaron este problema, pero aparecieron algunos nuevos: comenzaron a notar que el número de botellas disminuía, que el contenido de algunas se “evaporaba” o que en otras, el vino había sido reemplazado por algún otro líquido. Fue cuando se decide colocar un lacre, con el sello real, encima del corcho (este fue el principio de la cápsula). El lacre se debería romper sólo si el rey lo ordenaba, bajo riesgo de pena de muerte para quien no cumpliera la ordenanza.
Es así, que en 1789 un húngaro preocupado por solucionar el problema, crea la primer cápsula de estaño. En la actualidad, la función principal de la cápsula sigue ligada a su origen: ser un precinto de calidad, que asegura de cierta forma la veracidad del producto.
En la cápsula se colocan alguno datos importantes, como: bodega, logo de la bodega, marca del vino o año de cosecha.
Actualmente existen 5 tipos de cápsulas, de acuerdo a los materiales que intervienen en su composición y la calidad de la misma:Estaño: utilizadas en vinos de alta gama; Plomo – Estaño: Compuestas por una lámina de plomo recubierta por capas de estaño; Material compuesto: PVC o aluminio, utilizado en vinos de mediana y baja calidad.

viernes, 14 de diciembre de 2007

PARA UN BUEN VINO, LA DEBIDA SED


Dios no ha querido que el noble vino se pierda;
Es por eso que no nos da sola la viña, si no
la debida sed.

lunes, 10 de diciembre de 2007

LA CATA DE VINOS



La degustación de un vino, es el ANALISIS SENSORIAL, (con los sentidos) de las características y cualidades de un vino. Es el acto de beber, probar, saborearlo con atención y no de forma distraída, percibiendo cada una de las características que la bebida nos comunica. Es un proceso simple, sencillo y gratificante que tiene un proceso de aprendizaje y perfeccionamiento que solo lo da la experiencia y que cualquier persona puede disfrutar.

Hablando de degustaciones habrá que diferenciar dos tipos fundamentalmente: la degustación profesional donde hay un propósito serio de evaluar un vino, calificarlo y anotar los resultados con fines comerciales o de conocimiento mas profundo. La otra es la degustación en si misma, para sacar conclusiones personales acerca de un vino determinado y en cualquier contexto: con los amigos, con la familia, en un restaurante, uno mismo en una solitaria tarde de viernes para determinar si esa botella de vino que probamos es digna de ser guardada en nuestra cava familiar o compartida con los amigos.

(Mas adelante vendrán los puntos a llevar en la cata de vinos)

miércoles, 5 de diciembre de 2007

lunes, 3 de diciembre de 2007

TIPS PARA COMPRAR UN VINO


1) Evita comprar botellas cuando supones que han estadas almacenadas de pié durante varios meses
2) Evita comprar botellas con fecha de cosecha de muchos años atrás, a menos que la compres en una vinoteca, donde recibirás la asesoría de personal especializado.
3) Evita comprar botellas en las que el corcho sobresale o tiene escurrimiento.
4) Evita comprar botellas que han estado expuestas al sol o a un foco de luz artificial durante mucho tiempo. La luz desnaturaliza las propiedades del vino.
5) Evita comprar botellas con poca información en sus etiquetas.
6) Los vinos tintos jóvenes (en Europa Crianza o Cosecha) deberán beberse antes de 1.5 a 2 años de su elaboración.
7) Los vinos con potencialidad de ser guardados mas tiempo son los vinos de Reserva o Gran reserva o que han tenido añejamiento en barricas de madera.
8) Escoger vinos que faciliten amplia información sobre su elaboración, características y variedades.
9) De preferencia elegir un mismo tipo de uva para una ocasión.
10) Si al destapar la botella encuentras que esta mala o tiene sabor desagradable, no sufras tratando de beberla , no pasa nada si la viertes en el fregadero y destapas otra o te echas un viajecito por una diferente a la tienda.

Como todo aprendizaje el conocimiento de vinos se da con el tiempo y la práctica. Personalmente recomiendo comprar dos botellas de un mismo vino y probar una para determinar si la otra vale la pena ser guardada o no, esto, además ampliará nuestro panorama gustativo.
Seguiremos platicando de temas relacionados, mientras tanto salud.

viernes, 30 de noviembre de 2007

PASTEUR Y EL VINO


INICIO DE LA ENOLOGIA
Algunos vinos son aptos para beber apenas elaborados. Otros mejoran inconmensurablemente, al ser conservados, a veces hasta 50 años, en algunos casos especiales.

Como norma general, estos “vinos de guarda” son los mejores. Pero, ¿por qué?. ¿Y por qué existen tales vinculaciones místicas en una vieja botella de vino?.

La mayoría de los vinos blancos, los rosados y los tintos de maceración carbónica son mejores cuando jóvenes.

El placer y la calidad que ofrecen es una cuestión de juventud y frescor. Son sensaciones próximas a la fruta fresca y directas en cuanto a aromas y sabores.

Sin embargo, los grandes vinos blancos y la mayoría de los mejores tintos son criados para que alcancen la plenitud de su propio carácter o personalidad, extraído, tanto como sea posible de un suelo determinado y concreto.

Como explica el profesor H. Johnson, estos vinos, en su juventud, poseen un complejo indeterminado de principios: ácidos y azúcares, sustancias minerales y pigmentos, ésteres, aldehidos y taninos. Los buenos vinos poseen mayor cantidad de estos que los vinos ordinarios, y los grandes vinos aventajan a los buenos vinos en este mismo sentido.

Esto explica, que al final de su crianza, posean más sabor y aromas más complejos.


Pero se requiere tiempo para que tales elementos se resuelvan a sí mismos en un todo armonioso, y para que se forme el aroma distintivo de la madurez del vino, el llamado bouquet (por analogía con las flores). Hace falta tiempo, y también oxigeno.


El papel del oxigeno no fue descubierto hasta 1863, cuando Napoleón III pidió a Louis Pasteur (padre de la Enología), que averiguase por qué tan gran cantidad de vino se deterioraba en su camino hacia el consumidor, con grave perjuicio para el comercio francés.

Pasteur demostró que un contacto excesivo con el aire permite el desarrollo de la bacteria del vinagre (acetobacter).

Por otra parte, descubrió que son muy pequeñas las cantidades de oxigeno que producen la maduración de los vinos, que la acción del oxigeno no es “brusca” sino gradual, y que en una botella de vino hay disuelta suficiente cantidad de oxigeno como para desencadenar un proceso de envejecimiento que dure años.

Demostró también, al guardar vino herméticamente en tubos de ensayo alternativamente llenos y semillenos, que el oxigeno en el aire del tubo semilleno causaba en pacas semanas el mismo sedimento que se encuentra en las botellas muy viejas, que desteñía al vino tinto y que oscurecía al vino blanco, afectando a su color exactamente como lo hace una edad muy avanzada.

Pasteur averiguo también que incluso el vino cuidadosamente aislado del aire tiene oportunidades para absorber oxigeno, por ejemplo, cuando es trasegado de una barrica a otra o a través de los poros de la madera.

Contó el caso de una barrica pintada (con los poros tapados), cuyo vino siempre parecía, por su sabor y aspecto, un año o dos más joven que el de otras barricas no pintadas.
Dejado demasiado tiempo en un barril, un vino termina degradandose, su color desaparece, se pierde su afrutado, y su sabor se hace seco, llano e insípido.

Cada vino y cada vendimia tienen su propia escala de tiempo. Cuanto más maduras las uvas, más vigor y sustancias aromáticas y colorantes habrá en el vino. Dada la dosis correcta de acidez, para evitar que el vino se vuelva blando y llano, el vino de los buenos años, con un gran contenido de “fruta”, agradece su crianza mucho más que el vino de cosechas medianas.

Estas investigaciones aplicadas al vino, estos primeros descubrimientos y deducciones, ampliamente conocidos y remediados o dirigidos hoy día, constituyeron el punto de partida de la enología como ciencia del vino, de la investigación sobre el vino, en donde tanto camino quedaba por recorrer.

VINOS VARIETALES


Varietales

Se llama varietales a aquellos vinos en cuya elaboración interviene una sola variedad de uva. Legalmente en todos los países productores se permite denominar como varietal a vinos que por lo menos posean un porcentaje mínimo de la misma variedad, porcentaje que oscila en el 80%. Esto quiere decir que podemos encontrar un varietal Malbec (que en la etiqueta aclara expresamente que es Malbec) y el vino ser un corte de 90% Malbec y 10% Cabernet, por ejemplo..

Lo que se busca en la elaboración de vinos varietales es resaltar y aprovechar las cualidades de una variedad específica: la fruta y redondez del Merlot, la fortaleza del Cabernet, la seducción del Syrah, etc. Logra simplificar también para el consumidor, la elección de vinos de su gusto, siendo este quizás el motivo principal de la rápida expansión de la moda varietal. En Europa, la oferta en góndolas es bastante amplia y confusa para un consumidor no especialista. Solamente el sistema de denominaciones y sub denominaciones en Francia, plantea dilemas de difícil resolución. Por ejemplo, la AOC Bordeaux, se divide en más de 50 sub denominaciones. Además a esto se agrega el sistema de clasificación en premier cru, deuxieme cru, etc. La realidad indica que la calidad y características de los vinos de una misma denominación, pueden ser muy dispersa. Difícil es entonces para el consumidor elegir los vinos de su preferencia. El sistema varietal ayuda a resolver este problema, aunque puede plantear otros. Pero es bastante más sencillo determinar si prefiero el Cabernet al Syrah, o el Chardonnay al Sauvignon Blanc.

La moda “varietal” se debe principalmente a Estados Unidos, que rompió con el esquema europeo de privilegiar la región sobre la variedad. Los países del “Nuevo Mundo” siguieron todos este esquema, sobre todo para atacar el mercado de exportación. En la jerga vitivinícola, los países del Nuevo Mundo son: Australia, Argentina, Chile, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Sudáfrica (también se pueden incluir productores menores como Uruguay, Brasil, etc.) En general son los países no tradicionales en el mercado internacional.

Es así como, en la actualidad, los principales mercados se ven inundados de varietales Cabernet o Chardonnay, de diversos países y de numerosas marcas, realizados con métodos similares y de características organolépticas muy parecidas. El esquema ha sido exitoso para los países del Nuevo Mundo, que rápidamente han captado un porcentaje importante de los mercados importadores, en detrimento de las tradicionales etiquetas de los países del viejo mundo.

El crecimiento de los vinos varietales también ha ocasionado otro fenómeno de importancia: la asociación entre un varietal específico y un país determinado. El Syrah australiano, el Merlot chileno (luego un fiasco, porque el Merlot no era tal, sino Carmenere) o el Malbec argentino, son buenos ejemplos. Se identifica al Malbec argentino como el mejor del mundo; esta variedad se convierte en insignia para conquistar mercados y permitir la introducción de los otros vinos.

VINOS GENERICOS


Se conocen como genéricos o vinos de corte, a aquellos vinos en los cuales se usó más de una variedad de uva en su elaboración. También incluyen a los que, se definen como bivarietal o trivarietal. En la elaboración de estos vinos el Enólogo logra obtener un producto pensado y deseado, a través de la mezcla de materia prima de diferentes características.

Históricamente esta ha sido la forma de hacer vinos. La identificación de variedades y la moda varietal son hechos relativamente recientes en la historia del vino. Anteriormente, la identificación de los vinos y su personalidad, tenía más relación con la zona geográfica de origen y no con las variedades de uva utilizadas. Cada región tenía sus vinos característicos, por ej: Champagne, Oporto, Bourgogne, Rioja, etc. y el consumidor poco conocía de las variedades que intervenían en su elaboración. Este proceso de identificación de la personalidad de un vino por la región donde fue elaborado, dio origen al concepto de Denominación de Origen. En Burdeos por ejemplo las principales variedades que intervienen son Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot; en Champagne, Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier. Mención especial requieren los vinos de la Bourgogne francesa, en los cuales siempre ha tenido mucho más peso la región que las variedades de uva, aunque tanto el Chablis (Chardonnay), como el Borgoña (Pinot Noir) son vinos varietales, no genéricos (interviene una sola variedad).


En la actualidad, infinidad de grandes vinos son genéricos. Ya que combinar las características de distintas variedades puede dar resultados inolvidables. Manejando variedades y proporciones, podemos suavizar un vino, brindarle más estructura, concentrar su color, sumar complejidad aromática, etc. Incluso una práctica muy corriente ha sido la de mezclar vinos de diferentes cosechas, persiguiendo objetivos similares. El corte de vinos es una herramienta muy útil para el enólogo y nos permite a nosotros, consumidores, tener una variedad más amplia a la hora de elegir. Por ejemplo, un corte clásico ha sido el de Cabernet – Merlot. El Merlot aquí viene a suavizar la rudeza y austeridad natural del Cabernet en su juventud, permitiéndonos disfrutar de un vino más redondo, menos áspero y con mayor frescura, aportando también sus agradables aromas frutales.

Concluyendo, el vino de corte busca conjugar las características individuales de cada variedad, potenciándolas en esta fusión, logrando una mayor complejidad.

VINOS GENERICOS Y VARIETALES


Uno de los aspectos más atractivos del vino es que no se trata de un único producto que se pueda estandarizar. La región, el clima, las uvas, el método de elaboración y hasta la propia mano del enólogo lo convierten en un producto con personalidad propia. En este sentido podemos decir que gran parte de la personalidad de un vino depende de la variedad o variedades de uva que se utilizaron en su elaboración. Aquí las posibilidades son muchas, ya que hay varios tipos miles de uva conocidos. Por ejemplo, cuenta cuantos tipos de uva conoces y que son los que comunmente disfrutamos: Cavernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Shiraz, Caremenere, tannat ec..

De aquí que la gran diversidad de uvas que disfrutamos en el mundo del vino, se debe en gran parte a la importante cantidad de variedades y a las características que las diferencian entre si.
Dos conceptos relacionados que es necesario entender en el aprendizaje de vinos son los términos: "genérico" y "varietal".

GUARDA DE VINOS I


Hablar de "guarda de los vinos", generalmente se refiere al proceso por el cual los vinos son llevados a una cava para su mejor evolución en el tiempo. En este concepto de la guarda de vinos tenemos que observar algunos aspectos importantes. Por ejemplo , Hay que tomar en cuenta la calidad y el tipo de vino que vamos a guardar:
Los vinos tintos, algunos vinos blancos, algunos genéricos y sobre todo los varietales son vinos que se adaptan bien al proceso de guarda.
Es de esencial prudencia saber que El único encargado de hacer crecer los vinos durante la guarda es el tiempo: 
El concepto de que mientras más viejos son los vinos, mejores y más sabrosos se ponen al paladar está muy difundido, pero esto no es siempre cierto.

En el caso de los tintos como el Cabernet Sauvignon, el Malbec, el Tempranillo, el Merlot, etc., son vinos muy frutados, con aromas a frutas rojas ácidas, con colores muy intensos y gran bouquet. En la medida en que estas caracteristicas del vino tomen personalidad y esten presentes durante el tiempo que estén estibados, el proceso de guarda habrá cumplido su objetivo. Cuando estas características comienzan a desaparecer, por efecto del tiempo, es el indicador más claro que la decrepitud de esos vinos ha comenzado.
Personalmente entiendo que un vino, dependiendo del proceso de añejamiento en barrica estárá en su máximo esplendor entre los 5 y los 7 años después de ser envasado. Por ejemplo Los vinos de cosechas recientes, sin ningun proceso de añejamiento en barrica tendrán un sabor agradable, joven y aromas a frutas frescas y deberán ser consumidos en un lapso no mayor a 6 a 12 meses. Entre mayor sea el tiempo de añejamiento en Madera, mayor potencialidad de guarda tendrá el vino. Pero hay que saber tambien que un vino, por bueno que sea, tambien tiene un lapso de vida y que pasado este las caracteristicas y la calidad del vino disminuiran hasta hacerlo inservible.

GUARDA DE VINOS II


Algunos consejos útiles para en nuestra pequeña cava familiar son los siguientes:

1) Reposar los vinos en un lugar mas bien obscuro, ya que la luz solar o artificial directa afectan las caracteristicas del vino
2) Guardarlos en un lugar libre de aromas de cualquier tipo
3) Mantenerlos en un lugar sin vibraciones intensas
4) Colocar las botellas en estantes donde puedan colocarse en posición horizontal con el corcho ligeramente mas bajo que el resto de la botella para permitir la humectación del mismo y producir un sellado natural.
5) Mantener una teperatura del lugar entre los 12 y 18 grados c´
6) Mantener una humedad ambiente arriba del 65%.
7) Tener un libro de guarda donde se anotaran las caracteristicas de cada botella numerada: Marca, añada, tipo de uva, casa productora y país de origen, fecha de compra y fecha tentativa de consumo y algún comentario personal al ser degustada.
8) Será bueno también tener un libro de visitas para guardar comentarios y recuerdos de los amigos.
9) No guardar vinos que no hayan tenido reposo en barrica de Madera cuando menos de 6 meses.

sábado, 17 de noviembre de 2007

COMO ADQUIRIR UN VINO


Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es para que vamos a comprar un vino, esto quiere decir, que no es lo mismo comprar una o dos botellas de vino para compartir en una comida con amigos a comprar un vino con características de reserva para ser guardado en nuestra pequeña cava familiar y degustado en una ocasión especial.

Si lo que deseamos es tomar un vino agradable a la hora de comer, sin importarnos el tiempo de añejamiento ni las características profundas del vino, lo podemos encontrar fácilmente en cualquier tienda de supermercado, pero si lo que queremos es adquirir un vino con mas personalidad, con potencialidad de ser guardado para una ocasión especial, lo mejor será comprarlo en una vinoteca especializada, donde nos aseguremos que estas botellas han continuado su añejamiento en botella con un adecuado control de iluminación, temperatura y humedad.
La etiqueta habitualmente nos brinda suficiente información donde hay que tomar en cuenta: el tipo de uva, fecha de elaboración, País y región del país, tipo de añejamiento (Cosecha, vino prácticamente sin añejamiento; Crianza, vino con añejamiento mínimo de 6 meses en barrica de madera; Reserva, vino cuando menos con 1 año a año y medio de añejamiento en madera y Gran reserva, vinos con mayor tiempo de añejamiento.). De esta información aprenderemos si un vino es para beberse inmediatamente o es capaz de ser guardado y continuar su añejamiento para mejorar sus características.